27.9 C
Cancun
jueves 20 de junio de 2019
SIN RESERVA

Fiscalía Federal de Cancún bajo sospecha de abusos y corrupción

Por Víctor Flores

La corrupción y la impunidad son un cáncer difícil de erradicar en un sistema político donde por años y décadas ha sido el sello de sus funcionarios públicos.

El cambio y la alternancia en el poder no han sido suficientes para limpiar la pudredumbre que existe en el gobierno y el sistema político mexicano, donde se utiliza el mismo poder y los cargos públicos para fabricar culpables, delitos y expedientes con fines de incriminar o extorsión a cualquier persona.

Tuve hace unos días, acceso a un expediente “fabricado” en la Fiscalía Federal de Cancún, antes PGR; sí a uno solo, suficiente para ver cómo se arman expedientes a la ligera, plagados de irregularidades, inconsistencias, incongruencias, suposiciones y presunciones, para intentar amedrentar, incriminar y extorsionar a una empresa cancunense y a un empresario.

Cómo desde la Fiscalía Federal se utilizan los cargos públicos para extorsionar y vender protección a negocios, como lo hacen los miembros de la delincuencia organizada.

La carpeta de investigación FED/QR/CUN/0000180/2019, abierta el 12 de marzo de 2019, contra un giro negro de la zona hotelera de Cancún, de esos que todos conocemos como centros nocturnos de “Table Dance”, es el ejemplo claro del abuso del ejercicio poder, tráfico de influencias y abuso policiaco.

El expediente se armó con base a una supuesta denuncia anónima, y tras la denuncia vino el supuesto intento de extorsión de la propia autoridad y al no haber la respuesta esperada o un acuerdo, se procedió a “fabricar” un expediente que respaldará la solicitud de un cateo al centro nocturno en mención (Bar Dassan Golden Palace), mismo que fue autorizado por un juez federal, con las medidas pertinentes, y única y exclusivamente para la búsqueda de drogas y armas de fuego.

En el trasfondo, solo se buscaba intimidar o vengarse de quienes no se dejaron extorsionar por delincuentes con cargos públicos en el gobierno federal.

El expediente en poder de este medio informativo, evidencia inconsistencias, lagunas, fallas, errores infantiles, complicidad y una pésima integración, al grado que un juez federal otorgó de facto la suspensión provisional a la parte afectada luego de los atropellos y abusos cometidos durante el cateo el citado bar.

Aunque la orden de cateo otorgada por un juez, al cuestionable expediente, fue acotada a la busque de armas y droga, los policías ministeriales que participaron en el cateo al establecimiento, detuvieron a personas inocentes, causaron daños materiales, robaron equipo de cómputo, dinero y celulares.

De acuerdo a la denuncia interpuesta por la parte afectada, y en poder de este medio informativo, el operativo de la policía federal, parecía más un atraco de grupos delictivos que una revisión de la autoridad en búsqueda de armas y droga como establece la autorización del cateo, misma que fue violentada en todo momento.

Los errores en el procedimiento, incluido el operativo, incluyen además fallas graves en el reporte o informe de los hechos y resultados del operativo, donde solo un policía de los 18 que participaron en el operativo aparece como la persona que encontró todas las evidencias que pudieran incriminar al negocio en algún delito.

Fallas garrafales, violencia innecesaria y abuso del poder, quedan al descubierto en dicho expediente y en el mismo operativo en que derivó la supuesta investigación.

La orden de cateo es muy clara, no se autorizaba a policías detener a ninguna persona, por no ser esta una orden de aprehensión o captura.

En la misma orden se dejó en claro que no se podían intervenir o asegurar dinero, equipos informáticos, teléfonos celulares u algún otro análogo con información privada del establecimiento o personal.

De igual forma, la orden de cateo, con la que policías ministeriales irrumpieron en el Bar Dassan Golden Palace, dispuso que no se podía disponer de dinero de cajas fuertes o cajas registradoras del negocio, lo cual fue asegurado y retirado por policías.

Todas las medidas de restricción de la orden de cateo fueron violentadas.

La misma orden de cateo, hace responsable directo a Enrique Pérez García, Fiscal Federal de la Agencia Investigadora de la Unidad de Investigación y Litigación de la Delegación Estatal de Quintana Roo, de las diligencias y hechos.

El “atraco” al bar Dassan Golden Palace, el pasado 15 de marzo, ya tiene una denuncia de la parte afectada, y hay un proceso que se sigue a las irregularidades cometidas en dicho acto.

No está demás reiterar que hay la sospecha de otros fines e intereses detrás del operativo a dicho establecimiento y que también debe haber una investigación a la actuación de los funcionarios públicos que intervinieron, ante un posible abuso en el ejercicio de la función pública y hechos de corrupción, que como dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador, no se van a tolerar y por lo tanto deben ser investigados.

Espero sus comentarios, opiniones o sugerencias Sin reserva en vfloresh@hotmail.com

Lee más

Lidera Emilio Loret de Mola “Cártel de Gasolineras” en la península

sinreserva

AMLO, su luna de miel en peligro

sinreserva

Huele a sabotaje

Víctor Flores

Este sitio web usa cookies para mejor tu experiencia. Te aseguramos que todo está bien con este portal de noticias. Aceptar y cerrar Leer más

Privacidad y políticas de coockies