30.1 C
Cancun
sábado 25 de mayo de 2019
CANCUN QUINTANA ROO

“Manzanas podridas” no pasaran: Morenistas

Las ex priistas Susana Hurtado y Erika Castillo buscan candidatura a diputada por Morena en el distrito VI; las tachan de oportunistas.

Por Carlos Sahagún.

Con un pasado priista que las arrastra, las ex priistas Susana Hurtado Vallejo y Erika Castillo Acosta, buscan ser nominadas por Morena como candidatas a diputadas por el distrito VI al Congreso de Quintana Roo.

Conocida como #Lady Tanga, Susana Hurtado Vallejo, quien en su pasado priista entregó tangas a cambio de votos, es una política del clan de Roberto Borge, que brincó del PRI al Panal para buscar la senaduría en el pasado proceso electoral federal y que ahora renuncia a éste para tratar de incrustarse en Morena y obtener la candidatura a diputada.

Susana Hurtado, fue la suplente priista de Roberto Borge en la cámara de diputados y ocupó el cargo cuando este renunció para buscar la gubernatura de Quintana Roo.

Apenas el año pasado (22 febrero de 2018), fue nombrada candidata al senado por El Partido Nueva Alianza, donde afirmó, que llegaba a un partido que representaba sus ideales.

Hurtado Vallejo ha dejado tirado “sus ideales” en el PRI y en el Panal para tratar de infiltrarse en el partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en busca de una candidatura a diputada local.

Es de la clase política borgista, no le importan los ideales partiditas, ni de los ciudadanos, sobrepone sus intereses personales para seguir dentro del sistema político del que se ha beneficiado por años, sin aportar nada a la sociedad más que enriquecerse.

Priista de toda la vida, Susana Hurtado Vallejo tuvo el descaro a ir a la puerta de Morena a pedir asilo, y un registro para tratar de perpetuarse en sistema, pues es evidente que ha buscado un cargo desde donde le sea posible, ya sea una senaduría o diputación, con el único interés de un beneficio personal.

De igual forma se registró la ex regidora priistas por Benito Juárez en la administración de Remberto Estrada, Erika Castillo Acosta, quien después de militar en el PRI, partido que le dio espacios y beneficios, ahora abandonó sus filas, para ir a un registro como candidata diputada por Morena.

Erika Castillo tuvo la oportunidad de ayudar a la gente como regidora de la comisión de grupos vulnerables, pero no lo hizo en los niveles que debió hacerlo y hoy busca el voto de Morena y los ciudadanos para mantenerse vigente en política.

Un grupo de morenistas que rechazan las candidaturas externas, señalaron que con estos ideales, falta de principios y de valores y amor a su partido al que han traicionado, las ex priistas buscan que Morena las premie con una candidatura que no merecen.

Los morenistas que ahora conforman un frente de rechazo a oportunistas, señalaron que las manzanas podridas no deben tener cabida en Morena y el partido debe privilegiar a sus militantes, los que desde abajo an luchado por lograr el posicionamiento de Morena y sus propios cuadros.

No necesitamos que políticos corruptos de otras trincheras vengan a querer sorprender al partido, cuando está claro que lo único que buscan es a seguir viviendo del sistema del cual se han enriquecido, sin aportar nada a la sociedad como políticos.

Lee más

Se aplican en Quintana Roo más de 12 mil vacunas contra el papiloma humano

sinreserva

Cumple Ayuntamiento de Isla Mujeres con finanzas sanas

sinreserva

Realizan labores de limpieza y desazolve de pozos pluviales en Isla Mujeres

sinreserva

Este sitio web usa cookies para mejor tu experiencia. Te aseguramos que todo está bien con este portal de noticias. Aceptar y cerrar Leer más

Privacidad y políticas de coockies