28.9 C
Cancún
Sábado 24 de octubre de 2020
SIN RESERVA

Cuando el río suena piedras trae; Alberto Capella a contracorriente

“Mando Único” no ha sido el dique que contenga la violencia y la inseguridad en Quintana Roo, la corriente lo supera y los arrastra.

Irritado, abrumado y desesperado, el secretario estatal de Seguridad Pública de Quintana Roo, Alberto Capella Ibarra, ha buscado el apoyo del Consejo Coordinador Empresarial del Caribe y de organizaciones nacionales como México S.O.S. y así como medios informativos aliados a su gestión para intentar mantenerse en el cargo, a sabiendas que no ha dado resultados convincentes en materia de seguridad y que la estrategia denominada “Mano Único” ha sido fallida tanto en Morelos como en Quintana Roo.

La semana pasada pidió el apoyo al Consejo Coordinador Empresarial del Caribe (CCEC) a su gestión, organismo que de manera irresponsable respaldó en un comunicado su trabajo en materia de seguridad, cuando es más que evidente que la inseguridad en Quintana Roo ha ido en aumento y la violencia se ha salido de control, golpeando a empresas, comercios, empresarios y miles de familias quintanarroenses en sus hogares.

La delincuencia mantiene como rehenes a muchos negocios de Quintana Roo a través del llamado cobro de “derecho de piso”, sin que nadie haga nada, una lamentable omisión de las fuerzas de seguridad.

Muchos negocios, como restaurantes y comercios han tenido que cerrar sus puertas generando un preocupante desempleo;  a diario las calles de Cancún, Playa del Carmen, Tulum y Chetumal  entre otras ciudades de Quintana Roo se tiñen de sangre, producto de balaceras, ejecuciones y asaltos.

Muchos hogares son desvalijados a diario por la delincuencia, mientras que otros se visten de luto y dolor por perder a sus familiares victimas de tanta inseguridad.

Mucha gente es atracada y lesionada en las calles, a la salida de bancos, plazas comerciales, restaurantes, camino a casa o a su centro de trabajo, indefensos por falta de protección ciudadana efectiva.

Somos muchos los que hemos vivido en carne propia la creciente inseguridad en Quintana Roo y la impotencia de todo este entorno por la complicidad e ineptitud policiaca y de autoridades insensibles a la angustia, inquietud y miedo de los ciudadanos.

Alberto Capella acusa que hay detrás una campaña de desprestigio y un intento de descalificar a las fuerzas de seguridad y un golpeteo mediático a su trabajo.

El semáforo delictivo de Quintana Roo está en “rojo”, y no señores, no es una persecución política, ni un intento de descalificar a las fuerzas de seguridad, no es un golpeteo mediático de medios de comunicación y redes sociales, es la falta de resultados tangibles, sensibles y medibles.

La ciudadanía, los comerciantes y empresarios que viven esta inseguridad en carne propia, no están equivocados y se hace necesario recomponer la estrategia de seguridad que hasta hoy ha sido fallida, aun con todo y sus mesas de seguridad.

Es mucho dinero, millones de pesos,  el que se invierte en equipo táctico, armamento, vehículos, videocámaras, C-4 y C-5, sueldos y compensaciones a policías para tan pobres resultados.

La percepción ciudadana es que estamos peor en matera de inseguridad, y que no se puede seguir con números alegres y discursos triunfalistas sin enfrentar la realidad.

Las acciones que se han tomado no han sido efectivas, han quedado lejos de sus objetivos y es por ello que varios sectores han alzado la voz pidiendo mejores resultados y hasta la salida de Jesús Alberto Capella del mando policiaco en Quintana Roo.

El titular del “Mando Único” ha buscado el apoyo de algunos grupos para tratar de salvar el pellejo pero parece que se le agotó el crédito.

“Mando Único” ha fallado, no ha dado resultados y perdió credibilidad, en sus números hace falta transparencia, colaboración, compromisos y objetivos comunes, no ha sido el dique que ponga freno a la inseguridad, la corriente los supera y los arrastra.

Hay muchas interrogantes, la gente se pregunta ¿qué sostiene a Jesús Alberto Capella Ibarra en el mando policiaco de Quintana Roo?

La experiencia nos dice que con simples cambios podría haber mejores resultados.

¿Por dónde empezar?

¿Porque esperar a que el proyecto fracase al final, si se puede resolver antes?

¿Porque esperar meses a ciegas hasta tener el primer feed back (cambio o realimentación) de la estrategia?

¿Qué pasa si cambiamos la estrategia y no la meta?

Para que no quede duda que la estrategia en el combate a la inseguridad ha sido fallida, en estos días se destapará una “bomba” a nivel nacional e internacional que dejará mal parado el jefe policiaco y demás corporaciones de seguridad que conforman el “Mando Único” en Quintana Roo.

Cuando el río suena, piedras trae. Estaremos atentos…Espero sus comentarios, opiniones y sugerencias en Sin Reserva vfloresh@hotmail.com

Lee más

Nuevos brotes de coronavirus en Alemania cuestionan desconfinamiento

Víctor Flores

Los “focos rojos” y nuestro destino Cancún

Víctor Flores

Carlos Joaquín y Mara Lezama sacudirán su gabinete

Víctor Flores

Este sitio web usa cookies para mejor tu experiencia. Te aseguramos que todo está bien con este portal de noticias. Aceptar y cerrar Leer más

Privacidad y políticas de coockies