Miércoles 25 de noviembre de 2020
DEPORTES

Oscar Valdez obligado a noquear y luego buscar a los mejores

El invicto Oscar Valdez (25-0 con 20 KOs), campeón mundial pluma OMB, defenderá este sábado, por séptima vez, su diadema universal ante Jason “Alacrancito” Sánchez (14-0 con 7 KOs). La batalla será en el Reno-Sparks Convention Center de Reno, Nevada, bajo la organización de Top Rank y transmitirá ESPN.

Para Valdez significa la segunda prueba desde su regreso en este 2019, luego de mantenerse alejado por un año debido a la fractura de mandíbula que sufrió en su victoria del 2018 ante Scott Quigg. En febrero, ya bajo la tutela de su nueva esquina comandada por Eddie Reynoso, venció en siete asaltos al italiano y también invicto Carmine Tommasone.

El nuevo entrenador y la dura experiencia ante Quigg, provocaron un esperado cambio en el boxeo del ex olímpico, algo que se pudo constatar en su primer examen ante Tommasone y que se supone se podrá ver con mayor definición ante un nuevo oponente, este sábado en Reno.

Valdez, sin duda, es favorito para vencer por la vía rápida, no obstante, se espera que Sánchez sea un buen examinador. El mexicano debería ganar con autoridad y luego anunciar, seguramente, su intención de unificar o ir por alguna de las grandes figuras con que cuenta esta división. Empezando con el súper campeón pluma AMB, Leo Santa Cruz y el monarca del CMB, Gary Russell Jr.

Un rival aguerrido, pero de segundo nivel

Jason Sánchez está invicto, pero ni por asomo ha tenido oposición que demuestre que su nivel se aproxima por lo menos al de Valdez. Tampoco sus siete años de trayectoria profesional y sus catorce peleas como tal parecen suficiente estadística a la hora de medir los méritos previos.

Los factores que, quizás, permitan esperar una buena pelea, mientras dure, pasan directamente por el estilo de Sánchez que se complementa con el de su rival y abre la posibilidad de que nos regalen una buena guerra, repleta de emociones y buenos momentos.

Sánchez es un púgil agresivo, de pocos movimientos laterales, que le gusta siempre ir hacia adelante, trabajar su golpeo en corto y generalmente con combinaciones de tres o más golpes. Utiliza las dos manos para castigar y lo hace con buen criterio ofensivo. O sea, abre por la zona media y remata arriba o lo inverso. Sus desplazamientos solo respetan un trayecto lineal, va y regresa, entra, vuelve y va de nuevo a buscar el choque.

Dentro del nivel en el que ha construido su carrera, el boxeo de Jason Sánchez ha sido efectivo, pero, evidentemente, enfrentar a Oscar Valdez es navegar por aguas profundas.

Ante la trayectoria del mexicano, Jason Sánchez es inevitablemente un púgil de segunda línea cuya actuación no es posible esperar que destruya las expectativas. Es decir, por más que esto es boxeo y el sábado anterior Andy Ruiz Jr., al noquear a Anthony Joshua, nos enseñó a todos que no existe rival pequeño, lo obvio en este combate es ver al campeón seguir cómodamente siendo campeón luego de esta batalla.

¿Qué pelea veremos?

Viendo el estilo frontal de Sánchez y su necesidad de encontrar los espacios cortos para colocar sus combinaciones de poder, es muy fácil predecir lo que será esta pelea en sus primeros episodios. El retador asumirá el protagonismo inicial y Valdez le cederá esa iniciativa. Si bien el campeón no pierde la agresividad, es indudable que aprovechará esta pelea para llevar su boxeo al laboratorio de pruebas.

Para ello, será el mismo de su pelea contra Tommasone, trabajando desde el circulo más lejano, martillando con el jab desde su mejor distancia, transformándolo en una recta dura cuando del paso adelante, mientras suelta la derecha alta y por afuera a la cabeza del rival. A eso sumará pasos laterales, seguramente mejorados por el trabajo de Eddy Reynoso, para responder de contragolpe y desde laterales cada vez que se vea acosado por Jason Sánchez.

El trabajo sobre piernas es una de esas expectativas sobre la evolución en el estilo del campeón, así como las mejoras en su bloqueo defensivo (la guardia hermética) y el golpeo a la zona media, los ganchos cortantes desde los ángulos como herramienta primordial para destruir a su oponente.

Los estilos hacen peleas y no tengo dudas en que esta será intensa. La asimilación de Jason Sánchez tendrá mucha relación con la duración del combate. Su presión ofensiva le obligará a descuidar el control defensivo y es de esperar que le llegue metralla dura muy temprano. Cuánto resista mientras trate de llegarle con sus golpes a Valdez jugará mucho en la estimación del tiempo de pelea.

Tomando como referencia su última pelea y estimando que Valdez haya conseguido superar las obvias precauciones y temores en el cuidado de su barbilla, es de esperar que lo veamos cumpliendo un boxeo experimental en los primeros tres o cuatro asaltos, para apurar después, tomando la iniciativa ofensiva de manera total. Si a Tommasone lo venció en siete episodios, es de suponer que Sánchez no pasa del sexto.

Sería lo obvio y lo que exige el amplio favoritismo del campeón OMB de los plumas. La expectativa adicional a ese presumible resultado, será lo que anuncie luego de la pelea. ¿A quién desea enfrentar o contra quien quiere unificar? O también un posible anuncio inesperado, como podría ser un cambio de división para buscar mejores bolsas en las 130 libras.

Como sea, si Oscar Valdez quiere pasar al siguiente escalón en su carrera y, como lo ha externado, ingresar al selecto top de los mejores Libra por Libra, necesariamente tendrá que buscar otra clase de rivales, otro tipo de exigencias, luego de despachar con autoridad – como todos esperamos – al oponente de turno: Jason Sánchez.

Lee más

Los pilotos Mercedes de F1 volverán a la pista la próxima semana

Víctor Flores

Diego Lainez realiza su primer entrenamiento con el Betis

sinreserva

Posponen Para El 2021 Torneo Internacional De Volibol De Playa Con Sede En Cancún

Víctor Flores

Este sitio web usa cookies para mejor tu experiencia. Te aseguramos que todo está bien con este portal de noticias. Aceptar y cerrar Leer más

Privacidad y políticas de coockies