INTERNACIONAL

¿Qué es el estado de excepción y qué pasa en Ecuador?

  • El presidente ecuatoriano, Daniel Noboa, quien enfrenta su primera crisis de violencia ligada al narcotráfico, decretó este lunes el estado de excepción en el país. Esto incluye el sistema penitenciario, y restringió derechos ciudadanos tras la fuga del jefe de la mayor banda criminal de una cárcel de Guayaquil (suroeste).

“Acabo de firmar el decreto de estado de excepción para que las Fuerzas Armadas tengan todo el respaldo político y legal en su accionar”, expresó el mandatario en su cuenta en X.

El presidente ecuatoriano, Daniel Noboa, quien enfrenta su primera crisis de violencia ligada al narcotráfico, decretó este lunes el estado de excepción en el país. Esto incluye el sistema penitenciario, y restringió derechos ciudadanos tras la fuga del jefe de la mayor banda criminal de una cárcel de Guayaquil (suroeste).

“Acabo de firmar el decreto de estado de excepción para que las Fuerzas Armadas tengan todo el respaldo político y legal en su accionar”, expresó el mandatario en su cuenta en X.

El estado de excepción puede adoptar diferentes formas y diversos nombres. Tales como estado de emergencia, estado de sitio o ley marcial, según las leyes y la terminología específica de cada país. La duración y el alcance de las medidas extraordinarias pueden variar, y su aplicación está sujeta a ciertos controles y límites legales para evitar abusos.

Generalmente, el estado de excepción se declara en situaciones de crisis. Tales como conflictos armados, desastres naturales, disturbios civiles graves, pandemias u otras amenazas significativas para la seguridad nacional o el orden público. Es importante destacar que, aunque puede ser necesario en situaciones críticas, el uso indebido o prolongado del estado de excepción también puede plantear preocupaciones sobre posibles violaciones de los derechos humanos y libertades civiles.

La medida faculta a Noboa, quien hace seis semanas asumió para un año y medio al ser elegido en comicios anticipados, a movilizar por 60 días a los militares a las calles y su ingreso a las penitenciarías, aduciendo una “grave conmoción interna” en la nación, así como a restringir derechos ciudadanos.

La fiscalía señaló el lunes en la red social X que formuló cargos contra dos funcionarios penitenciarios “que estarían involucrados en la fuga” del líder criminal Adolfo Macías, alias Fito, el domingo.

Noboa señaló que su gobierno ha “emprendido acciones” que “permitan recuperar el control” de las cárceles, convertidas en centros de operación de organizaciones del narco que también se disputan el poder a sangre y fuego en las calles.

Bajo el estado de excepción, la policía reportó hechos de violencia en la costera Esmeraldas (noroeste y cerca de la frontera con Colombia), una de las provincias ecuatorianas controladas por mafias.

  • Indicó que personas arrojaron un artefacto explosivo cerca de una estación policial y que dos vehículos fueron incinerados en otros lugares, sin dejar víctimas.

Las autoridades buscan a Fito, de 44 años y líder de la temida banda de Los Choneros, la principal del país que por el control de las rutas para el tráfico de drogas se enfrenta con otras agrupaciones con conexiones con carteles de México y Colombia.

El secretario de Comunicación del gobierno, Roberto Izurieta, afirmó al canal Teleamazonas que “lo más probable” es que hubo “infiltraciones” sobre un inminente operativo de seguridad el domingo en un reclusorio guayaquileño. Por lo que Macías escapó “horas antes”.

Fito, quien estaba en la cárcel Regional (para unas 4 mil 400 personas), cumplía desde 2011 una pena de 34 años por delincuencia organizada, narcotráfico y asesinato.

Ésta sería la segunda ocasión que jefe criminal escapa de prisión. En 2013, junto con otros presos, logró evadir los controles de la cárcel de máxima seguridad conocida como La Roca, en Guayaquil. Se le recapturó luego de tres meses.

En redes sociales circularon videos grabados en diferentes lugares, que aún no han sido verificados por las autoridades, en los que vigilantes penitenciarios claman por su vida mientras encapuchados les amenazan con cuchillos.

Los guardias leen un comunicado en el que se pide a Noboa que “no envíe tropas a las cárceles que sean escuadrones de las muertes”.

En los centros de reclusión de Ecuador hay 31 mil 321 reclusos, de acuerdo con un censo de 2022.

Con el fin de separar a los más peligrosos, el mandatario ha anunciado que construirá dos prisiones de máxima seguridad en las provincias de Pastaza (este) y Santa Elena (suroeste).

La última vez que se le vio a Fito fue en septiembre pasado. Cuando se le trasladó temporalmente a otro reclusorio de máxima seguridad de Guayaquil luego del asesinato del candidato presidencial Fernando Villavicencio.

  • Entonces, apareció en fotografías obeso, con pelo largo y barba prominente.

El delincuente, que estudió en la cárcel para obtener el título de abogado, gozaba de privilegios. Incluso dentro de ella protagonizó el videoclip de un narcocorrido en su honor y cantado por su hija.

De acuerdo con expertos, Los Choneros tienen un pie de fuerza de al menos 8 mil hombres.

La guerra por el poder entre organizaciones del narco dejan más de 460 presos muertos en matanzas entre sí desde 2021. Además, los homicidios en las calles entre 2018 y 2023 crecieron en casi 800% al pasar de 6 a 46 por cada 100 mil habitantes.

Related posts

Meta lanza Threads, su alternativa para desbancar a Twitter

Editor Sin Reserva

Bajas temperaturas congelan Cataratas del Niágara

sinreserva

Arma con que Van Gogh se habría suicidado es subastada en 146 mil dólares

sinreserva

Leave a Comment